En Aragón la mayoría de las residencias de ancianos carece de licencia

Dos de cada tres residencias de mayores de Aragón, tanto públicas como privadas, carecen de los permisos definitivos para ejercer la actividad. De un total de 290 centros, 79 están inscritos en el Registro de Entidades, Servicios y Establecimientos de Acción Social, que es el último trámite que tienen que superar para cumplir con todos los requisitos. Sin los papeles en regla, algunas funcionan así desde hace más de 10 años.

Esta situación fue denunciada por el Justicia de Aragón en el informe sobre la situación de las residencias para personas mayores de Aragón, que presentó hace dos meses, después de visitar 120 centros en Aragón en los últimos nueve años. La Asociación de Centros de Asistencia y Servicios Sociales de Aragón (ACASSA) admitió que muchos empresarios no contaban con el número de registro y que llevaban años intentando que se agilizaran los trámites. El Gobierno de Aragón también reconoció en aquel momento la existencia de residencias privadas de mayores que están abiertas sin el permiso definitivo. Sin embargo, no facilitó los datos de los que recientemente ha informado a la diputada popular Rosa Plantagenet, que va a presentar una proposición no de ley al respecto.

El 22% de los centros que están abiertos únicamente han instado la autorización, pero tienen que subsanar deficiencias en las instalaciones. En esa situación, hay un total de 64 residencias de las que la mayoría, 53, pertenecen a la provincia de Zaragoza, 7 son de Teruel y 4 de Huesca. Es solo el primer paso. En total, hay 290 residencias: 207 son de Zaragoza, 49 de Huesca y 34 de Teruel.

El grupo más numeroso, 87, funcionan con un “informe favorable” para ofrecer los servicios, pero ninguna de ellas cuenta con la licencia municipal de actividad. El Gobierno de Aragón concede este permiso después de inspeccionar las instalaciones. Por ello, el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Juan Castro, admitió la existencia de esta situación, pero aseguró que reúnen todas las condiciones para ejercer la actividad. De hecho, en ese momento, lo valoró como “una cuestión de normativa urbanística”, que no afecta a la actividad, ya que nos servicios de inspección se encargan de que reúnan las condiciones. En este sentido, el Justicia de Aragón aconsejó en su informe la necesidad de aumentar el número de inspectores en Aragón. En este caso, la mayoría se encuentran en Zaragoza (65), seguido de Huesca (13) y Teruel (9).

El Gobierno de Aragón coloca en un tercer grupo de la clasificación aquellos centros que poseen ya la autorización definitiva o están en trámite para obtenerla pero ya están informados por la inspección. En este caso, apunta que hay 27 en Zaragoza, 24 en Huesca y 9 en Teruel.

Si se suman todas estas con las que ya están inscritas y han superado todo el proceso, suman 139 de un total de 290, lo que supone un 47%. Eso significa que el 53% de las residencias ni siquiera tienen la licencia municipal de actividad.

En total, en 14 de las 31 comarcas aragonesas donde hay residencias de mayores no hay ninguna inscrita en el Registro de Entidades. Falta el Maestrazgo, donde la residencia de 50 plazas prevista en Cantavieja no se podrá estrenar hasta los últimos meses de 2008. No han cumplido con todos los trámites ninguna de las residencias de Jacetania (3), Alto Gállego (3), Ribagorza (3), Somontano (4), La Litera (5), Monegros (3), Bajo Cinca (3), Aranda (1), Bajo Aragón-Caspe (1), Campo de Daroca (2), Andorra-Sierra de Arcos (3), Sierra de Albarracín (1), Matarraña (1).

[Fuente: heraldo.es]

Leave a Reply