La FED en desacuerdo con los criterios de acreditación para Centros de Mayores

La FED se opone a los criterios de acreditación para centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia

• Hace público un comunicado en el que critica que se margine al 80% del sector en su negociación

• Está compuesta por asociaciones y entidades que representan 144.151 plazas residenciales, más de 80.000 personas en atención a domicilio y más de 250.000 personas en teleasistencia

La Federación Empresarial de Asistencia a la Dependencia (FED) se ha opuesto, mediante un comunicado público, a los criterios comunes de acreditación para centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) que se contemplan en el último borrador del proyecto presentado por la Administración.

La FED, a través de su presidente, José Alberto Echevarría, ha querido hacer público un comunicado oficial, en el que se “opone” a la aprobación de un texto que es “sustancialmente idéntico” al que se confeccionó inicialmente, sin que se hayan tenido en cuenta las observaciones que desde la patronal del sector se hicieron en su día.

El sector privado de atención a la dependencia, formado por las residencias, los servicios de ayuda a domicilio, los centros de día y la teleasistencia, da cobertura y representa el 75% de los recursos existentes en la actualidad.

En el comunicado, la Junta Directiva de la FED se ha manifestado “absolutamente partidaria” de la calidad en la prestación de los servicios y, como ejemplo, ha recordado que el acuerdo de acreditación debería contener la necesidad de establecer un plan de gestión de calidad con unos indicadores mínimos de obligado cumplimiento.

“La búsqueda de la calidad nos obliga a establecer ratios de personal adecuados conscientes de que el buen servicio depende muy directamente de ello”, ha expresado la patronal privada.
Además, la FED ha afirmado que, teniendo en cuenta la situación económica actual y los precios de concertación por las distintas administraciones públicas, “los ratios que plantea el proyecto no nos parecen realistas”.

Para la FED, “resulta obvio” que cuanto mayor sea el ratio de personal, mayor será la calidad del servicio que preste. Al mismo tiempo, ha aclarado que es “indudable” que el coeficiente debe ajustarse de manera realista a las condiciones económicas actuales y ser coherente con los distintos grados y situaciones de la dependencia.

Desde la patronal privada, se ha insistido en que, aunque los ratios de personal por centro resulten adecuados, su aplicación debe resultar flexible a lo largo de todo el periodo de desarrollo de la ley. “Éstos deben alcanzarse a finales de 2015, sin perjuicio de que pueda procederse a la revisión de este criterio en el año 2012 si para entonces las circunstancias económicas y los precios de concertación lo permiten”, han reclamado.

También, la FED ha recordado que los ratios especificados en el borrador deben referirse al personal de atención directa y no exclusivamente a gerocultores o cuidadores. De hecho, “los criterios sobre la aplicación de ratios y la sustitución de gerocultores por personal de atención directa han sido una postura que la patronal de la dependencia nacional ha defendido invariablemente desde las primeras consultas del acuerdo”.

La Junta Directiva de la FED ha respaldado la necesidad de que finalmente quede “totalmente desarrollada la Ley de Autonomía Personal”, pero ha apostillado que esto debe hacerse “con criterios de prudencia, realismo y profesionalidad”.

Otra de los temas destacados por la FED en su comunicado se refiere al proyecto de copago, con respecto al cual la patronal de la dependencia nacional ha defendido que se “tengan en cuenta” las observaciones remitidas, especialmente las relativas a la oposición a que se incluya la vivienda de la persona dependiente, en el patrimonio a efectos del cómputo del copago; en el caso de servicios asistenciales, lo que supone una discriminación para este servicio”.

Finalmente, la FED ha abogado por la revisión de la Ley en aspectos como el de su financiación, “que no puede quedar al arbitrio de negociaciones entre distintas comunidades autónomas, sino, por el contrario, deben establecer criterios objetivos, extrapartidistas, que como en los pactos de Toledo, eviten y sitúen fuera de interpretaciones y coyunturas políticas la aplicación y la financiación de la ley”.

La FED es la organización con mayor representación en la historia del sector de la dependencia. Engloba más de 144.000 plazas residenciales, más de 80.000 usuarios de Ayuda domiciliaria y más de 250.000 usuarios de teleasistencia. Está por primera vez presente en todas las comunidades autónomas y representa al conjunto del sector privado de atención a la dependencia de personas mayores.

Leave a Reply